LIBRO DE CONDOLENCIAS

El fallecimiento de un hermano y un amigo nos coloca ante el valor de la vida de todo hombre, que es preciosa a los ojos de Dios. Es una oportunidad para el encuentro con el sentido de la vida y hace presente la promesa de Jesucristo de que viviremos para siempre, porque Él ha conquistado para cada uno la vida eterna por los méritos de su pasión, muerte y resurrección.

La partida del P. Álvaro Corcuera, L.C. a la casa del Padre, es también una oportunidad para agradecer a Dios y hacer el bien. Este libro de condolencias se ofrece como un espacio para fortalecer la comunión, para compartir y para acompañar a las personas con una palabra, con una experiencia. Quiere ser una oportunidad para seguir edificando el Reino de Cristo.

Gracias por compartir tus palabras.

division

1.772 condolencias en “LIBRO DE CONDOLENCIAS

  1. Damos gracias a Dios por la bendición recibida por todos los Leginarios de Cristo de los cuales uno de nuestros hijos es miembro.

    padre Alvaro su vida ejemplar la seguirán sus queridos hermanos del Renugm Chisty. Nos unimos en oración a nuestros hermanos, suplicando a Dios por su eterno descanso. El lo amo tanto que lo eligió para estar en su presencia .

  2. Hombre valiente, fuerte y gran pastor humilde y leal asta la muerte con nuestro amado padre fundador marcial maciel quien dio y entrego su vida por la legión de cristo amando fielmente al papa y la iglesia.

    chile

  3. P. Álvaro,
    Me enseñaste con tu ejemplo que el amor es esa lluvia de Dios que nos hace germinar, crecer, florecer y dar fruto. Me enseñaste que somos canales del amor de Dios cuando nos esforzamos por vivir la caridad unos con otros. En ti descubrí que la Legión es mi familia y que me ama incondicionalmente. ¡Ayúdame a no olvidar estas lecciones, y a vivirlas con coherencia! Un fuerte abrazo. Fuiste para mí un hermano, un amigo, un padre, y un modelo de amor a Dios, a la Iglesia y a la Legión. Nos haces mucha falta… nos vemos en el Cielo!!!
    P. Juan Pablo, LC

  4. Laudetur Iesus Christus!
    Cargaste un peso grande y tal vez ajeno.
    Amigo, que deja en mi recuerdo un grato y alegre ejemplo.
    Ante Su mirada ya no hay más peso sobre tus hombros y yo lo celebro.
    Los que habremos aún de llegar ante Su Magna Presencia recibiremos también cada quien lo merecido y esperemos misericordia más que justicia.
    Mientras tanto se nos conceda “Paz en cualquier condición en la que estemos”
    Sit tibi terra levis!

  5. Hasta ahora me he dado el tiempo para escribir estas breves palabras.
    Cuando llegué a Roma por primera vez en el año 2000 me encontré con el P. Álvaro. Me saludó por mi nombre sin conocerme y me dio un abrazo con la sonrisa en los labios, como siempre lo vería después.
    Me dio una infinita confianza. Realmente un padre.
    La Legión estará siempre agradecida con él por su labor de formador, pero sobre todo como el grano que cae en tierra y muere para que de mucho fruto. Gracias P. Álvaro por ofrecer su enfermedad por nosotros. Nos veremos en el cielo, del que usted tanto nos hablaba en Roma.
    Pida por nosotros.

  6. Damos gracias a Dios, por el P. Álvaro a quien le tocó vivir y dirigir tiempos tan difíciles, tomar decisiones de gran impacto, saber dar la cara por toda la Legión y al mismo tiempo alentarnos y cobijarnos a todos los que formamos parte de ella. Gracias por la guía que siempre nos dio, por sus palabras, gracias Padre Álvaro…Que Dios nuestro Señor lo tenga con El. Descanse en Paz

  7. Muchas gracias padre por su testimonio y por sus palabras. Ruegue por nosostros, Iglesia peregrinante.

  8. ¡Padre Alvaro!

    Desde la unión íntima con Dios, intercede por todos nosotros, especialmente por los Miembros del Regnum Christi para que el Mundo y la Iglesia sigan recibiendo los bienes que ellos han prodigado durante tantos años.

    Medellín, Colombia

  9. El padre Alvaro es un modelo a seguir fue y sera querido por todos los que tuvimos la suerte de conocerlo incluso desde nino, el siempre mostro el amor al projimo, siempre estara en nuestros corazones, a su familia un fuerte abrazo y nuestro carino

  10. Increible ser humano, calidez y amabilidad siempre expresaron sus manos, su rostro, sus palabras, sus actos, eso reflejó en mi su personalidad atrayente como la de un verdadero discipulo de Cristo, eso es lo que recuerdo cuando lo conocí por primera y unica vez en su visita a Colombia en 2010 cando yo era un novicio Legionario de Cristo. Descanse en Paz, se le lleva en el corazón.

  11. Identificarse con Cristo para pensar como Él, sentir como el, amar como Él,vivir como Él ,Seguir a Cristo es, en este sentido, una tarea sobrehumana. Usted a hecho convertirnos en nuevos hijos de Dios, nos ha dado ejemplo de vida gracias al Espíritu Santo que siempre estuvo a su lado. Dios lo tenga en su Santa Gloria. Nunca Lo olvidaremos.Amén.

  12. En nombre de todas las Siervas de María les enviamos nuestro más sentido pésame por el fallecimiento de Rvdo. Padre Álvaro Corcuera, L.C. a todos los miembros, pero en especial a los Padres y miembros del Regnum Christi que nos han dirigido los EE. y cursos de formación.
    Damos gracias a Dios por la vida del Padre Álvaro y por su entrega generosa a la Legión, pero sobretodo por estos últimos años tan difíciles en los que, a pesar de su enfermedad dio lo mejor de sí para mantener y conservar la unidad y alentar a todos los miembros a perseverar en una misión a la que Dios les ha llamado y les seguirá sosteniendo a pesar de las dificultades y contrariedades que tienen que afrontar. ¡Así se han hecho los santos! Que el Señor le tenga en su gloria.
    Afma. suya en Cristo Jesús,
    Sor Carmela Sanz Arribas, S. de M.

  13. Hoy le toca el premio.
    Así como un día en las cartas que compartimos le dije, le tocó bailar con la fea, hoy le digo, por fin el premio llegó, estoy segura que está gozando en compañía de Jesús y María, hoy esta bailando con lo mas bello que es el reino de Dios, descanse en paz padre Corcuera y desde el Cielo interceda por nosotros.
    Siempre lo admiré y lo sigo admirando por esa entrega, inteligencia, dedicación y amor que tubo para con los mas allegados a usted, y aun para con los que lo conocimos nomas por sus escritos, en donde sentíamos su entrega y amor, me encantaba leer sus cartas, no tuve el gusto de conocerlo pero sus cartas me daban mucha confianza, es así como un día me atreví a escribirle y Ud. me hizo el favor de contestarme, no fueron muchas pero muy gratificantes, gracias padre por todo lo que nos dio.
    Descanse en paz padre Corcuera, desde aquí seguimos pidiendo por usted.

  14. ¡Adveniat Regnum Tuum!

    En el año 2008 el P. Álvaro Corcuera, LC me incorporó al Regnum Christi en el Convento de las Madres Carmelitas Descalzas en Escazú, San José de Costa Rica.
    Sus palabras, su presencia, su persona hablaban de un ser humano que ha dejado su corazón en las manos de Dios y lo transmite como fuego al mundo.
    Me enseñó como ser cristiano aunténtico con su vida. Poniendo lo que es verdaderamente importante, cada día de mi vida y en cada momento, la caridad.

  15. Soy Evangelizador de Tiempo Completo de la Parroquia Santa Marta de Bethania de Apopa, pertenezco al primer grupo que inicio esta linda experiencia de Dios en La Republica de El Salvador, tuve la oportunidad de conocer al Padre cuando el asumió la Dirección del Movimiento, visitando la Parroquia Inmaculada Concepción en Santa Tecla, que mi padre le conceda el eterno descanso y le perdone sus culpas como humano, para la familia y el movimiento mis condolencia por tan irreparable perdida. Que de Dios goce el Padre Corcuera…..

  16. Descanse en paz nuestro querido R.P. Álvaro Corcuera. L.C.
    Un afectuoso abrazo en cristo a toda la comunidad Legionarios de Cristo.

  17. Agradezco mucho a Dios Nuestro Señor que me haya concedido la gracia haber sido hermano, subidito e hijo espiritual de nuestro querido P. Álvaro. Le traté cuando estudié filosofía y luego cuando fue nombrado rector del CES . Siempre veía en él una alma de Dios, sencilla, pura, transparente. Despedía gratitud, amabilidad, bondad y caridad por los cuatro costdos. He quedado muy admirado por el desgaste de su vida, que no escatimó esfuerzos por cumplir su misión hasta el final. ¡P. Álvaro, gracias, muchas gracias por todo! Disfrute de Dios, y rece por nosotros.

  18. MI MAS SENTIDO PESAME A TODOS LOS LEGIONARIOS FAMILIARES Y AMIGOS DEL PADRE ALVARO PERDIMOS UN GRAN SACERDOTE PERO GANAMOS UN SANTO

  19. Venga Tu Reino!
    Padre Álvaro: qué alegría que Usted ya vive plenamente el Reino! Gracias por su entrega, su alegría, su paciencia, y su caridad.
    Solo a sus amigos fieles Jesús los trata así.
    Pero imagino que la felicidad actual lo ha merecido todo.

  20. No hay palabras para aliviar el dolor debido a una perdida de un ser querido nuestras sinceras condolencias a la congregacion descanse en paz P. Alvaro Corcuera

  21. Por su testimonio de vida, por todo lo que le dio al Regnum C., por todo lo que mis sobrinos aprendieron de Ud. Descanse en Paz y que la corona que le aguardaba le recompense por tantos desvelos y sufrimientos aunado al gozo infinito de encontrarse en CASA en la dulce compañía de Jesús y María.

  22. Padre Alvaro, gracias por su generosa entrega; ud ya esta al lado de nuestro señor descansando, un amigo me decia que cuando un alma parte en el cielo hay fiesta y me imagino el fieston que habran hecho para recibirlo a ud. Por ser tan noble, humilde y manso de corazon… QDEP.

  23. Agradecida de haberlo tenido de director general en tiempos tan difíciles para todos los miembros del movimiento por su humildad, caridad, discreción y amor a las almas, ruego a Dios para que usted este junto a El gozando de su inmenso amor. Fortaleza y aceptación para sus familiares y amigos.

  24. VTR
    Padre, usted me dio lo único necesario, me compartió a su Amigo y por quien vale la pena darlo todo, como usted lo hizo. Gracias por mostrarme el camino hacia JESÚS. Ya sabe cuánto lo quiero. GRACIAS por su testimonio SIEMPRE de caridad, sencillez y bondad. Gracias por ser reflejo del Corazón de Jesús.

  25. El P. Alvaro y la historia del R.C. van de la mano. Yo lo conocí cuando él cursaaba el cuarto de primaria en el Irlandés. Con el P. John Walsh y el P. Vincen Mc Mahon lo invitamos al ECYD. Ahí empezó su vida de unión y servicio a Dios, que caracterizó toda su vida. Dios nos bendijo con su vida.

  26. Venga tu Reino !

    Padre, tuve el placer de conocerlo, en los momentos mas dificiles para la tan amada legion, Estamos alegres de haber compartido juntos con usted, estos años tan maravillosos a su lado, y su visita a Colombia, en el año mas dificil para la Legion, Dios le el eterno descanso, y muchas gracias por ser un tan generoso, cofundador, y un tan amable, guia de nuestra comunidad

  27. Mi querido Padre!
    Desde que te conocí fuiste un padre espiritual para mi y reflejabas tan bien la imagen de Dios Padre! Gracias por sanar mi corazón y ayudarme a conocer a Dios Padre a través de tu paternidad, tu cercanía, tu buen sentido de humor y sonrisa, tu ternura y bondad, tu misericordia y pureza de corazón que siempre se interesaba por levantarme de mis caídas y dificultades. ¡No cabe la gratitud en mi corazón! Es la bondad de Dios Padre que salía por todos tus poros! Gracias, Padre, porque te acordaste del favor que te pedí un día en el hospital que me hicieras cuando llegaras al cielo. ¡Lo has cumplido todos los días desde el 30 de junio! ¡Gracias! ¡Un fuerte abrazo de tu hija espiritual!

  28. Os acompaño a la Congregación en vuestro dolor por la separación temporal con el P. Álvaro Corcuera, y juntos elevamos nuestra oración al Padre lleno de misericordia para que el P. Corcuera goce para siempre de la presencia del Señor.

  29. Rvdo. P. Álvaro Corcuera

    Una vida llena de felicidad ilusión, alegría y amor a
    nuestro Dios y su vocación sacerdotal, vivida plena
    e intensamente hasta el final con optimismo y valor,
    superando pleno de vigor prueba final adversa salud
    realizado plenamente por su sano y fiel corazón LC.
    Estará siempre su recuerdo permanente en nosotros

    Gracias por tu ejemplo

  30. P. Alvaro Corcuera! Me entristecio su partida! Gracias por sus palabras de Fortaleza, por su Sonrisa, por su Calidez, por su Alegria! La Paz del Señor este contigo! Descanse en Paz!

  31. DESCANSE EN PAZ Y ROGAR POR MÉXICO QUE YA QUITE LA VIOLENCIA Y ALEJE AL MALOSO DEL MAPA DE MÉXICO. ESTA EN LUGAR MEJOR GOZANDO DE PAZ E INICIANDO LA VERDADERA VIDA QUE ES ETERNA SE ADELANTÓ PERO TODOS IREMOS ALLÁ CON EL SEÑOR.

  32. ¡Venga tu Reino!

    Muy querido Padre Alvaro:
    Gracias por haber sido un padre y hermano que siempre estaba al pendiente de todas las necesidades, sé que lo seguirá haciendo desde el cielo.
    Cuantas cosas que agradecer, cuanto aprendí de su caridad, de su bondad, de su alegría y espíritu positivo en cada momento y especialmente en
    Estos últimos meses que tuve la oportunidad de estar muy cerca de usted. Se me ha ido un padre y un hermano de quien siempre aprendí mucho.
    Estoy segura que desde el cielo seguirá velando por esta hija que tanto necesita de su intercesión y ayuda.
    Agradezco a Dios su entrega siempre alegre y desinteresada, su testimonio de aceptación gozosa de la Voluntad de Dios en todo momento y especialmente
    de su enfermedad; gracias Padre Alvaro nos has dejado muy alto el liztón. ariño y agradecimento Luz Elena Mijares
    con todo mi c

  33. Mi queridísimo Alvarito,
    La muerte se ha llevado tu cuerpo, pero tu espíritu siempre se mantendrá con nosotros y por siempre en nuestros corazones.
    Nos vas a hacer muchísima falta, agradezco a Dios todo lo que me regalaste, todo lo que me enseñaste, tu divina disciplina, tu incondicional amistad y el haber tenido el honor de ser tu amigo de toda la vida, hoy, me llena de dolor verte partir pero me quedo tranquilo porque sé que estás al lado del Padre en paz cuidando y viendo por todos nosotros.
    Gracias por dejar en mí la huella y el recuerdo más hermoso que jamás haya recibido en mi vida entera incluyendo la última ocasión que pudimos hablar 10 días antes de tu partida cuando tomados de la mano me dijiste al oido “Te voy a extrañar”.

  34. Para mantener el timón firme en medio de la mayor y peor de las tormentas, se necesitaba un hombre con la sencillez, la humildad, la alegría y la firmeza del P. Álvaro. Para mí fue un verdadero catalizador y un punto de referencia claro y decidido para todos los que lo conocimos. Con él siempre se sentía alegría, con él parecía que no había problemas, con él yo siempre encontré unos brazos abiertos y un corazón generoso sin límites. Siempre que estuve con él me recordó las reacción de los apóstoles en la Transfiguración: “¡qué bien se estaba con él!” ¡Gracias, P. Álvaro! Ha dejado un hueco muy grande en el mundo… y en mi corazón, lo extraño mucho.

  35. Muchas gracias por toda su entrega y fidelidad. Su vida fue un holocausto para Dios Nuestro Señor, por la Legión. Esperemos allá en el cielo y no deje de protegernos con su intercesión

  36. Quiero expresar a la Familia Corcuera que a mi me deja el Padre Alvaro un gran Testimonio de Amor, Sencillez, humildad que a pesar de toda las, críticas severas supo soportarlas brindandonos una sonrisa y demostrandonos siempre mucha fortaleza por amor a Cristo, a la Legión y al Movimiento Regnum Christi.
    Padre Corcuera siempre estarás en nuestro Corazón. Intercede por Nosotros.

  37. Alvarito, fuiste un gran amigo, un gran hombre, un Legionario ejemplar, que te distinguías por tu gran humildad y sencillez, por tu entusiasmo de vivir y buen humor, por tu exquisita caridad y constante alegría, por tu celo por ganar almas para Cristo, por tu piedad y abnegación total, por tu incondicional amor a Jesucristo y a la Iglesia. Tu vida no ha sido en vano, has ido sembrado semillas por todos los caminos que has recorrido, algunos indescriptiblemente difíciles…
    Que privilegio ser tu amigo, tu hermano en Cristo y el Movimiento y haber aprendido tanto de ti; elevo una plegaria de agradecimiento a Dios por tan singular bendición.
    Dios te conceda el premio merecido y a los miembros del Regnum Christi nos conceda la fuerza de seguir tu ejemplo de amor heroico a Jesucristo y a la misión.

    Charrito (como cariñosamente me decías)

  38. De mi experiencia de conocer por muchos años al P. Álvaro, puedo decir, como San Pedro refiriéndose a Jesús: pasó haciendo el bien. La mayoría de los padres o hermanos que lo conocimos, tenemos anécdotas “personales” de detalles y actos de caridad concretos, recibidos del P. Álvaro. Muchas gracias, P. Álvaro. Interceda por todos los miembros del Regnum Christi y por todos los Legionarios ante Dios. Que el recuerdo de su vida, nos motive a vivir la caridad como usted la vivió. Descanse en paz.

  39. Tuvimos el privilegio de compartir nuestra infancia y juventud, seguimos por distintos caminos y tu enfermedad nos unió de nuevo, pudimos comprobar que los golpes de la vida no borraron tu sonrisa, ni mancharon tu alma de niño, tu sencillez, tu caridad y tu alegría nos dejaron una huella en el corazón que nos ayudará a ser mejores personas, mejores padres, mejores esposos y en especial mejores amigos.
    Tuviste muchas virtudes, pero sobre todo fuiste bueno, incapaz de hacer daño o hablar mal de alguien a pesar de que te sobraran motivos.
    Gracias querido Álvaro, te vamos a extrañar

  40. Dios lo sometió a prueba, y lo halló digno de sí; como oro en el crisol lo probó y como holocausto lo aceptò. Entra, hermano, en el gozo de tu Señor.

  41. El P. Álvaro me dio un testimonio muy edificante de caridad y misericordia. Desde que le conocí en 1985 jamás le escuché un juicio negativo sobre nadie. Siempre ponderaba lo bueno, disculpaba los errores, evitaba hacer mención de los defectos (excepto de los propios, que reconocía con humildad sincera). Jesucristo nos dice que al fin de la vida seremos medidos con la misma medida que nosotros hayamos aplicado a los demás; estoy seguro de que el P. Álvaro fue acogido en la vida eterna con la misma misericordia y bondad que él tuvo con todos. Quisiera dirigir al P. Álvaro dos palabras que escuché de él muchas veces: gracias y perdón. Gracias por su testimonio de bondad y de amor a Jesucristo en el prójimo; perdón por no haberme sumado, haciendo más pesada su cruz. P. Álvaro, pida por nosotros desde el cielo.

  42. May his soul rest in the Sacred Heart of Jesus and Mary. Rest in peace, father.
    May the love of Christ console all your family and friends.
    thank you for you vocation and dedication.

  43. Estoy segura que un hombre tan bondadoso se encuentra en el Cielo. Pidámosle que interceda por nosotros y que no perdamos de vista su ejemplo para nuestras vidas.
    Para todos, un fuerte abrazo.

  44. Gracias P. Álvaro. Nos dejó un gran testimonio de generosidad, de bondad y de amor a Dios. Nos transmitió constantemente sus anhelos de santidad, descanse en paz en las manos de la Sma Virgen y de Dios Nuestro Señor.

  45. O Regnum Christi é parte da minha história pessoal. Saber do falecimento do diretor geral deixa a todos um pouco órfãos. Que Deus o tenha junto de Si e que Maria Santíssima apresente a Nosso Senhor a sua alma. Que descanse na Paz junto de Nosso Deus!

  46. ¡Venga tu Reino!
    Con mucho pesar me uno a la pena que embarga a mi comunidad. Te recordamos con cariño querido Padre.
    Descanza en paz, gran amigo P. Alvaro Corcuera L.C.

  47. Es muy triste saber que un Miembro tan importante de la familia del Reino de Cristo por un lado nos ha abandonado ya, pero por el otro ya goza de la presencia de DiosNS, ruego al Señor para que a toda la comunidad de los Legionaios de Cristo tengan la fuerza divina y la resignción para superar tan triste pérdida.
    Un saludo fraternal a su querida familia en especial a su sobrino Diego,
    un querido y buen amigo.

  48. no conoci mucho al P. Corcuera, Solo lo vi un par de ocaciones en la Anahuac, aun asi, tengo 1 libro escrito por el y aunque no lo trate mucho, puedo decir que por medio de este libro conoci a la gran persona que fue este hombre, Dios bendiga su obra y que ahora Interceda por nosotros desde el Santo firmamento, ahora descansa en los brazos del Padre…

    ¡Venga tu Reino!

  49. Querido P. Álvaro,

    Su testimonio de caridad, alegría, comprensión y generosidad siempre quedarán grabados en mi corazón. Dios quiso que guiara a la Legión en los momentos más difíciles de nuestra historia. Siempre se esforzó por evitar el dolor y el sufrimiento en los legionarios, llegando incluso a ser causa de incomprensión por tantas personas a la hora de tomar decisiones complejas. En usted siempre brilló el deseo de hacer lo más posible por la Legión y el Regnum Christi. Gracias por todo lo que me enseñó con su testimonio durante estos años, de manera especial en los dos que colaboré en la DG.

    P. Álvaro, requiescat in pace. En Cristo, H. César.

  50. El P. Álvaro ha terminado de hablarnos sobre Dios para hablarle a Dios de nosotros…

  51. Siento muchísimo la muerte del P. Álvaro, pero me queda claro que tenemos un santo en el cielo intercediendo por la Legión y el Movimiento.

  52. A LOS FAMILIARES DEL R-P- ALVARO CORCUERA, L.C. Y A TODOS NUESTROS QUERIDÍSIMOS LEGIONARIOS Y MIEMBROS DEL REGNUM CHRISTI, UN GRAN ABRAZO COMPARTIENDO EL DOLOR DE SU MUERTE Y TAMBIÉN LA ALEGRÍA DE SU FELICIDAD PLENA EN EL ABRAZO DE DIOS. NOS HA DEJADO SU BONDAD, SU SONRISA DE NIÑO Y EL EJEMPLO DE SU HERÓICA PERSEVERANCIA. SABEMOS QUE SU AMOR Y SU SOLICITUD DE PADRE SEGUIRÁN ACOMPAÑÁNDONOS EN EL CAMINO.

  53. ¡Venga tu Reino! Con el pensamiento y el corazón hoy,
    más que nunca formamos la “maravillosa familia” que
    somos, donde reímos juntos cuando hay algo que festejar
    y lloramos juntos cuando UN AMIGO SE VA !!!
    D.E.P….. P. Álvaro Corcuera, L.C.

  54. Cuando el Oriente decora de azul y carmesí su vida te dedican con la aurora, haz, Dios, que a toda hora su vida brillé así: tan pura como la Hostia redentora que elevan hacia Ti. Que el padre Álvaro descansé en paz

  55. ART!

    Lo amaste y poco a poco lo fuiste enamorando más de ti.
    Sin darle tregua, lo seducías con dulzura adictiva,
    y con caricias en su alma, lo hacías gustar de tu Nombre.

    Y con la rapidez de un destello de luz en medio de la oscuridad,
    Tú nos lo arrebataste, escondiéndolo de nuestra vista,
    dejándonos el recuerdo y el gusto de haber contemplado,
    en su vida, un poco de tu Gloria.

    ¿Qué fuerza tan grande y tan profunda, era aquella
    que hacía despertar en su alma la locura de Tu abrazo?
    ¿Qué lo hacía vivir con la mirada puesta en la eternidad
    anhelando como única recompensa solo a Ti, Señor?

    Probada fue como oro en el crisol, su alma de niño,
    con amor devastador se vio su cuerpo herido,
    y poco a poco saboreó el agrio gozo del incruento martirio.

    Su premio, lo sabemos, es la corona de la vida,
    pues desde el principio lo aguardaba…
    El día de su adiós, con certeza lo digo, ha sido por Ella colocada,
    pues la Madre misma junto a su lecho lo alentaba.

    La alegría de imaginar que en tus suaves y delicados dedos, María,
    se sostuvo por muchos años, la tan ansiada corona, para por fin hoy,
    hacerla reposar sobre tu fiel y digno legionario.

    Al partir heredó a los suyos dos palpitares:
    el penúltimo fue con el que dijo hasta pronto a sus hermanos,
    y el último lo exclamó con un silencio ensordecedor,
    uniéndose al grito de los mártires cristeros, ¡Viva Cristo Rey!

    ¡Gracias, Dios, por el inmenso don del P. Álvaro!

  56. P. Álvaro, un ejemplo de vida y de entrega que debemos seguir para encontrarnos con el en la casa del Padre.
    Reciban nuestro más sentido pésame
    Clara y Jaime Zunzunegui.

  57. Padre eterno, te pido por el alma del Padre Alvaro Corcuera.
    Concedele que desde el Cielo vea por La Legión y por México.
    Gracias Padre. Amen

  58. ¡VTR!

    ¡Gracias P. Álvaro por haber sido siempre el reflejo de la caridad de Cristo en medio de nosotros! A toda la familia Corcuera mi cercanía espiritual y mis oraciones.

    Rom 8, 28 “Todo coopera para el bien de los que aman a Dios”

  59. Para nosotros una gran pérdida. Para él, la alegría más grande, pues ya está gozando en la presencia del Señor.

  60. “Cristo nos ha invitado a vivir un amor purificado y renovado. Si no desviamos la mirada de Aquel que nos amo hasta el extremo, cada día podremos amar más y mejor”.
    Gracias P. Álvaro por su vida, su entrega y su testamento en su libro “nos amo primero”, gracias por enseñarnos a no desviar la mirada puesta en Jesucristo misericordioso.

  61. Mis más sentidas condolencias a mis queridos sacerdotes Legionarios de Cristo, consagradas, miembros del Regnun Christi y la familia de nuestro querido Padre Álvaro, un hombre santo que nos regalo un gran ejemplo de amor a Cristo, de humildad, de caridad, de alegría, de ternura, fortaleza, en fin de tantos valores, para mi fue un santo…tuve la fortuna de asistir en algunas ocasiones a eventos y misas en las que con tanto amor y paciencia atendía a cuanta persona quería platicar con él, siempre con una sonrisa y dispuesto a atender a todos con tanta amabilidad.

    Fue un verdadero regalo haberlo conocido y como miembro del Movimiento Regnum Christi haber recibido sus mensajes y su guía a través de las cartas dirigidas a todos nosotros.

    Me imagino esa gran sonrisa en el encuentro con el Padre.

    Descanse en paz querido Padre Álvaro!!

    Laura de Saavedra

  62. Padre Alvaro,
    Gracias por todo lo que hizo durante su vida, gracias por su entrega hasta el final, por su sí a Dios a pesar de tantas pruebas. Lo recordaremos mucho. Ahora que está con Dios pida mucho por nosotros e interceda para que sigamos haciendo mucho bien como usted nos enseñó. Lo vamos a extrañar mucho.

  63. Encomendando el alma del P. Alvaro segura q´está en la presencia divina y agradeciendo a Dios el permitirme conocer personas de esa talla de santidad, q´Dios los bendiga

  64. Mis oraciones para el P. Álvaro y su familia. Un buen sacerdote.
    Dios lo tiene gozando de una felicidad inmensa. Con cariño.

    Raúl C. M.

  65. Deus dê à alma de Padre Alvaro o descanso eterno, pois será um grande intercessor dos legionários junto ao bom Deus!

  66. Con gran dolor en mi familia recibimos la noticia del fallecimiento de un gran Sacerdote y un excepcional Ser Humano; pero al mismo tiempo agradecemos a Dios nuestro Señor porque estamos seguros que ya lo tiene con Él y le pedimos por su eterno descanso.

    En lo personal estoy muy agradecido con el Padre Álvaro por sus muestras de cariño y por su ejemplo de humildad. Él supo resistir con gran fuerza y resignación los momentos difíciles que vivimos en la Legión y en el Movimiento. Tuve la oportunidad de recibir su bendición algunas semanas antes de su fallecimiento.

    Lo recordaremos siempre con mucho cariño Padre Álvaro!!!

Los Mensajes han sido cerrados.