«Partícipes de la misión profética y evangelizadora de la Iglesia»

«Partícipes de la misión profética y evangelizadora de la Iglesia»

Ordenaciones diaconales en Estados Unidos, Venezuela y Brasil

Estados Unidos

El 8 de julio Mons. Leonard Blair, obispo de la diócesis de Hartford, ordenó diáconos a los hermanos David Spillane, Adam Zettel, Andrew Tarleton y John Klein, legionarios de Cristo. La misa de ordenaciones tuvo lugar en la parroquia de St. Bridget of Sweden en Cheshire.

Durante la homilía Mons. Blair dijo: «El diácono sirve como Jesucristo, que es el “diácono” de todos nosotros. Ustedes deben predicar el Evangelio, y vivir el Evangelio que predican».

Después de las ordenaciones se tuvo un festejo para los invitados en el Centro de noviciado y humanidades de Cheshire en el que los padres John Klein y Adam Zettel tocaron y cantaron algunas piezas musicales, el papá del padre Adam comentó a los presentes: «Cuando regresábamos de visitar a Adam, en Cheshire o dondequiera que estuviese, nos decíamos mi esposa y yo: ¿No es Adam el más feliz de nuestros hijos? Yo creo que esa alegría le venía de su sentido de pertenencia a la familia de los legionarios, su nueva familia, y de hacer la voluntad de Dios».

Venezuela

«Partícipes de la misión profética y evangelizadora de la Iglesia»El 15 de julio fueron ordenados diáconos los hermanos Andrés Orellana Schiskin y Leonardo Pérez-Castilla Martín, legionarios de Cristo. La ceremonia tuvo lugar en la iglesia de la Caridad del Cobre de Caracas y fue presidida por el cardenal arzobispo de la ciudad, Su Eminencia Jorge Urosa Savino. Junto a él, concelebraron varios sacerdotes legionarios, entre quienes estaba el padre Julio Martí, LC, director territorial.

Durante su homilía, el Cardenal Urosa recordó las palabras de Jesús en la última cena: «Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos» (Jn 15,13); y señaló: «Ellos se ordenan diáconos “no para ser servidos, sino para servir”, a imitación de nuestro Señor, y para participar en la misión profética y evangelizadora de los obispos, en su misión de santificación a través de la sagrada liturgia, y de manera muy específica, en el ejercicio de la caridad concreta especialmente a los pobres».

A la ceremonia asistieron más de 400 personas, entre familiares, amigos, la comunidad de sacerdotes y novicios legionarios de Caracas, consagradas, miembros del Regnum Christi y apostólicos.

Brasil

«Partícipes de la misión profética y evangelizadora de la Iglesia»El 22 de julio Mons. Paulo José De Conto, obispo de Montenegro, Rio Grande do Sul, presidió la ceremonia de ordenación diaconal de los padres Antônio Lemos, Luis Fernando Bueno Costa, y Daniel Hinestroza, legionarios de Cristo, en el Santuario de Cristo Rey, en la ciudad de Curitiba.

«El sacerdote tiene las manos de Cristo: manos para acoger, abrazar, bendecir, perdonar, ungir, consagrar y enviar. Por las manos del sacerdote, Cristo se hace presente en el pan que se convierte en su Cuerpo y en el vino que se convierte en su Sangre. El diácono antes de servir al altar de la eucaristía debe servir al altar del hermano. ¡Y cuántos son estos altares sufrientes, olvidados, necesitados de ayuda!», dijo Mons. Paulo durante la homilía.

Por otra parte, el 5 de agosto Mons. Vicente Costa, obispo de Jundiaí, ordenó diáconos a los hermanos Wagner Campopiano, Anderson de Oliveira y Thomas Silveira dos Santos, legionarios de Cristo, en la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria en Itu, São Paulo, Brasil.

«Partícipes de la misión profética y evangelizadora de la Iglesia»