Ratio Institutionis: Cómo ser Legionario

Ratio Institutionis: Cómo ser Legionario

Ratio Institutionis: Cómo ser Legionario

P. Sylvester Heereman, LC

En la primavera de 2017, la Legión de Cristo publicó su primera “Ratio Institutionis”. Se trata de una guía sobre la vida y formación de un legionario de Cristo. El P. Sylvester Heereman, LC, trabajó con el equipo que desarrolló la “Ratio”. A continuación, el padre responde a una entrevista donde ofrece un análisis sobre el documento y cómo será utilizado en la Congregación, junto con todas las implicaciones que hay también en el Regnum Christi.

¿Cuál es el objetivo de la “Ratio Institutionis”?

Este documento muestra cómo debe ser un legionario, desde que inicia su proceso de discernimiento hasta que fallece, cómo se forma y cómo vive el carisma en su plenitud.

¿Cómo está organizado el documento?

Consta de dos partes principales. La primera describe la finalidad de la formación y los medios generales para alcanzar esto: la identidad y estilo de vida de un sacerdote legionario. La segunda parte se enfoca en las etapas de formación.

¿Según el documento, cuál es la identidad de un legionario?

Primero, un legionario está llamado principalmente a:

  • Amar apasionadamente a Jesucristo
  • Participar en la misión de Cristo, según el propio carisma
  • Ser un sacerdote y religioso

Si alguien desarrolla un claro sentido de identificación según el Corazón de Cristo, disfrutará de ciertos frutos:

  • Paz interior
  • Alegría
  • Libertad interior
  • Determinación

Ratio Institutionis: Cómo ser LegionarioEsto es más que meras reglas y disciplinas…

Efectivamente. Primero, quisiera enfatizar que la formación no es algo que ocurre en el seminario y nada más. No, más bien es algo que continúa a través de los años en la vida de cada legionario de Cristo.

El objetivo de la formación es para que se tenga un sentido claro de la identidad, para que sepa quién es y sea feliz de ser quién es. No se trata nada más de adquirir conocimientos, o aprender cómo comportarse.

¿Acaso la formación no tiene que ver también con el comportamiento?

Sí, también, pero no en primer lugar y no como el medio principal. La formación no es nada más como un “martilleo” o simples repeticiones. Un buen comportamiento, una buena vivencia del carisma no es la consecuencia de seguir normas. El buen comportamiento brota desde el interior, va de lo interno a lo externo y resulta de la convicción personal. Para cada legionario de Cristo, es necesario un entendimiento claro y esencial de quién es y a qué está llamado. Y esto deriva de una decisión personal.

Para quien está llamado a esta vocación, no hay un conflicto entre la identidad legionaria y la identidad de la personalidad. Un legionario sólo puede ser sí mismo si es completamente legionario, porque eso es a lo que Dios lo llama. A la inversa, sólo si yo soy yo plenamente, puedo ser plenamente legionario. La formación no elimina la personalidad, sino que brota desde el interior de la persona.

La Legión de Cristo revisó sus Constituciones como parte de la renovación. De hecho, tienen diferencias significantes. ¿Sucedió algo semejante con la “Ratio”?

Ratio Institutionis: Cómo ser LegionarioNo, porque esta es nuestra primer “Ratio” y como tal no es una reelaboración o modernización de un documento preexistente. Ciertamente toma en cuenta muchos elementos válidos de nuestra tradición formativa.

¿Cuál es el cambio más significante en la vida del seminario desde su punto de vista?

Los elementos esenciales permanecen: Oración, estudio, apostolado, vida en comunidad disciplinada y exigente. Pero están enfocados en la responsabilidad personal, en la convicción y en general están menos regulados, o quizá podría decir menos estrictamente controlados. Hay más flexibilidad para dar lugar a las convicciones y decisiones personales. No para hacer las cosas más fáciles o más agradables, sino para edificar en una base sólida, y poder recoger frutos más duraderos.

¿Qué nos puede decir acerca del discernimiento?

Hay cambios en el discernimiento vocacional que algunos podrían considerar que son significantes, y creo reflejan nuestra maduración como Congregación y, por supuesto, nuestro proceso de renovación. Primero, está claro que el discernimiento es una decisión personal. El superior y director espiritual están para apoyar y guiar, pero no para decidir por el individuo. Las etapas de formación/discernimiento son más claras y nos aseguramos de que la persona está en cada etapa por lo menos dos años completos para que pueda discernir, y sus superiores puedan estar confiados de que está listo para seguir adelante. También los votos perpetuos se podrán emitir después de que el religioso haya hecho sus prácticas apostólicas para que tenga una idea clara de cómo será su vida como legionario, en vez de hacer la profesión perpetua en un entorno meramente de seminario.

¿Cuándo empieza a regir este documento en la vida de un legionario?

Desde el primer día. De hecho acabo de dar una conferencia sobre esto a los jóvenes en Cheshire.

¿El Vaticano aprobó este documento?

El Vaticano aprobó nuestras nuevas Constituciones publicadas en 2014 (traducidas también al inglés), pero eso no era necesario para la “Ratio”, que es considerado un documento de aplicación práctica, si bien con un estilo y contenido espiritual. Cada Congregación puede aprobar su propia “Ratio”. Dicho esto, contamos con expertos externos e internos que participaron en el borrador y fue ampliamente revisada en la Legión. Además, el año pasado el Vaticano publicó la “Ratio Fundamentalis” más actualizada para las diócesis, y revisamos ese documento con mucho interés y también nos ayudó a realizar algunas ediciones finales.

¿Qué diferencias verán los miembros del Regnum Christi en los legionarios, como resultado de este documento?

Ratio Institutionis: Cómo ser LegionarioLos cambios notorios se van a ver quizá como superficiales. Verán una mayor variedad de estilos de ropa entre los legionarios, ya que es algo menos regulado. Pero a pesar de esta diversidad, creo yo seguirán reconociendo a los legionarios.

¿Es este un documento confidencial?

No, para nada. Consta de 400 páginas y no es de difícil lectura. Incluso se puede adquirir una copia en Amazon, en español, la lengua oficial de la Congregación. Se está trabajando en una traducción al inglés.

¿Hay alguna previsión para una ulterior revisión del documento?

Lo estamos utilizando ad experimentum. Se presentará a su aprobación final en nuestro próximo Capítulo General Ordinario en 2020. Estoy seguro que habremos aprendido modos de mejorarlo e iremos añadiendo lo que vayamos aprendiendo.